Seleccionar página

Conoces la teoría desde hace tiempo, entiendes que su argumento es muy lógico y lo probaste…, ¡PERO ZAS!, que nunca te funcionó como esperabas.

Se trataba de pedir lo que quisieras…,  ¡y además todo era gratis! ¿Qué sentido tenía ser humilde y quedarse corto? Así que en tu “Tablero de sueños”, pusiste la foto de la casa que te mereces, del auto de tus sueños, de la pareja que te gustaría, y una foto de una habitación llena de dólares, para pagar tus viajes a Portofino y Montecarlo.

Pero nada de eso funcionó (¿que habré hecho mal?). Las cuentas siguieron llegando, tu salario siguió siendo el de siempre, y tu negocio no prosperó.

 

“¿A qué se debe, ¡Dios mío!, tanto castigo divino?”

Vamos por partes, Valiente.

Si llegaste leyendo hasta aquí, quiere decir que el tema te interesa y de alguna manera, has hecho en el pasado algo de lo que he descrito anteriormente.

¿Sabes? Yo creo que todos hemos puesto en práctica algo de “La Ley de la Atracción”. La película y el libro nos sirvió para soñar un poco y en ese sentido, no tiene nada de malo.

Pero tú quieres más, ¿verdad? ¿Estás list@ para activar esta maravillosa estrategia?

Bien, entonces, primero lo primero. Necesitas entender, porqué no te funcionó en el pasado.

¡COOOOOMEEEENNZAAAAAAMOOOOSSSSS!

 

Ley de la Atracción, mata Capricho

Cuando conociste la magia del “SECRETO” por primera vez, entendiste que la Naturaleza, el Universo, Dios o lo que quieras, no tiene los mismos parámetros que tú a la hora de medirse en gastos.

Podría ser que un Audi R8 esté fuera de las posibilidades de tu quincena, pero a esa “entidad superior” le daba lo mismo concederte ese vehículo que una bicicleta vieja.

Es decir, ¿para qué conformarte con lo viejo, pequeño y desgastado; si puedes tener algo nuevo, lujoso y espectacular? Sí, el razonamiento es correcto, estimad@. Al menos eso fue lo que nos dijeron.

Ahora bien, vamos a la realidad. ¿A cuántas personas conoces que mentalizaron un auto, una casa, o algo similar de rimbombante y ostentoso; y que realmente lo consiguieron?

Francamente, yo debo de confesarte que no conozco a ninguna. Sí conozco a personas que “venden” algo relacionado con el Secreto y que según ellas “les funciona”, pero no me consta, así que no cuenta.

Si tú conoces a alguien, te invito a que me lo compartas en los comentarios.

¿Y porqué no funciona la Ley de la Atracción para atraer elementos suntuosos a tu vida? Ahora mismo, puedo darte dos argumentos con la esperanza de satisfacer tu curiosidad, pero desde luego, no son los únicos.

  1. Amistosamente, tengo que confesarte que el Universo que te rodea no funciona como “papá y mamá”, siempre listos para satisfacer los deseos y caprichos de su “niñ@”. Que pena, ¿no?
  2. Si quieres atraer cualquier cosa que esté fuera de tu realidad, no tendrás poder sobre ella más allá de un simple juego de probabilidades.

 

Conclusión: si utilizaste la Ley de la Atracción para conseguir una vida de millonari@ y no te funcionó, no te sientas mal. Tampoco le funcionó a nadie.

 

Ley de la Atracción, ¡atrae NECESIDADES!

“SÍ, HAY UN SECRETO”. La Historia que Pone en Jaque Todo lo que Creías Saber acerca del ÉXITO.

 

También puede suceder que hayas estado en el caso contrario, y te hayas planteado algo así como “…para qué quiero yo tanto lujo. Mejor uso el Secreto para atraer un buen trabajo, que tanta falta me hace…”.

Y como decidiste ir por el camino de la moderación, ahora sí que esperabas que esta ley te lo cumpliera ¿verdad? “Si funciona para lo más caro, ¡que no vaya a funcionar para esto!”.

Pero la ingrata Ley tampoco te lo concedió. Incluso, no sería raro que tu problema original (la falta de trabajo en este caso), se haya agravado. Por ejemplo, si tenías un trabajo precario, pudo suceder que lo hayas perdido.

“¿Por qué Dios, tanto encarnizamiento conmigo? ¿Qué hice mal? ¿Acaso no soy un buen cristiano?”

 

Es decir, tomaste acción (lo que recomiendan todos) y el tiro te salió por la culata. ¿Te ha sucedido algo como eso? Si es el caso, en rigor de verdad no has sido el único, y tampoco eres culpable de nada.

Sin embargo, aunque seas víctima o cómplice involuntario (¿voluntario?), lo mismo no estás exent@ de de la RESPONSABILIDAD de averiguar qué fue lo que te sucedió.

 

El “Enfoque hacia el Problema”, es la clave

Hay una frase “famosilla”, que se le atribuye a Albert Einstein y que quiero usarla como criterio para comprender porqué el tiro te salió por la culata:

Nunca se Puede Resolver un Problema, en el Mismo Nivel en el que fue Creado”

 

Partiendo de esta idea, es importante que comprendas que cuando tratas de atraer “lo opuesto” de aquello que quieres cambiar y te causa dolor, en realidad no has abandonado tu propio Nivel de Consciencia que causó el problema originalmente.

Es decir, tu Nivel de Consciencia (forma de pensar y de atraer), creó una realidad para ti que es problemática, dolorosa, o simplemente no te gusta. Y tú, sin antes cambiar ese Nivel de Consciencia, ahora quieres pedirle que te “traiga” algo diferente. Por lo general, se trata de lo opuesto.

Vaya…, ¡está muy enredado! Veamos algunos ejemplos para hacerlo más fácil de comprender…

 

  • Atraer un mejor empleo.

Tu Nivel de Consciencia te proporcionó el empleo que tienes actualmente. Te guste o no, estés de acuerdo o no, es tu realidad. Entonces, partiendo de ese punto (o sea, ese mismo Nivel de Consciencia) quieres utilizar la Ley de la Atracción para conseguir un EMPLEO MEJOR (mejor ambiente, mejor pagado, que te guste).

Y aunque no te parezca, AÚN ESTÁS EN EL MISMO NIVEL DE CONSCIENCIA que al principio, y por eso mismo la Ley de la Atracción se ejecutará, y te traerá más, mucho más de lo mismo. En este caso, el empleo que no te gusta.

¿Y POR QUÉ ES ESO?

Entenderás porqué sucede, cuando en este mismo ejemplo te diga lo mejor que puedes hacer.

 

“Estás en un empleo que no te gusta, te pagan mal, te ningunean y te maltratan”.

Bien, el primer punto es… NO TE PELEES CON ESO. Tú lo has atraído a tu vida y ni tu jefe ni tus compañeros tienen la culpa.

Segundo, evita ponerte una meta de un mejor trabajo, o usar la Ley de la Atracción. Eso funcionará en automático cuando hagas el punto tres.

Ahora sí, “tercero”; vas a PONER TU ENFOQUE en aquellas actividades y cualidades que te hagan un mejor COLABORADOR. Por ejemplo, si no sabes inglés buscarás algún curso. Si quieres un puesto de mando te interesarás por libros, artículos y cursos sobre Dirección y Liderazgo, y así con todo lo demás.

¿Me explico?

La Ley de la Atracción se habrá puesto en marcha en el mismo instante en que pusiste tu atención en cómo mejorarte a tí mismo, y ni siquiera será necesario que te pongas a decretar frases inconexas con tu realidad, o a pegar cartelitos en la puerta de tu clóset.

Simplemente, Sucederá. 

 

  • Atraer dinero

El razonamiento es el mismo. Tu forma de pensar (Nivel de Consciencia) creó una realidad en tu vida donde “abunda la escasez”. Por las razones que quieras (tus propias circunstancias), gastas lo mismo o poco más que lo que ganas. Vives al día.

Y desde esa misma “Realidad”, pretendes activar la Ley de la Atracción, para que te traiga mucho más dinero a tu vida.

Ahora bien…, imagínate por un momento -solo por un momento-, que efectivamente, la Ley de la Atracción se siente generosa y decide cumplirte “el caprichito”.

¿Qué crees que va a pasar?

¿Crees que “seguirás gastando lo mismo”, y ahora sí te sobrará el dinero?

¿O por el contrario, apenas tengas mayores ingresos tus gastos -por arte de magia- también subirán?

¿Hace falta que te diga qué es lo que pasará?

Que bueno que estemos de acuerdo y que pensemos lo mismo.

Hasta que no cambies tu “Realidad”, el dinero se te escapará fácilmente de las manos. Es decir, es lo mismo si ganas 500, 10,000 o 1 millón, de la moneda que quieras.

 

¿Cómo atraemos dinero entonces?

Al final de este mismo artículo te comparto los 5 pasos para hacer que la Ley de la Atracción te funcionen. Por ahora, puedo adelantarte que una acción importante -pero no la única- que comenzará a atraer dinero a tu vida, es la de formarte el hábito de pagarte primero a tí mismo.

Nota por favor, que no mencioné la palabra “ahorrar”. Son cosas diferentes. En su momento te estaré hablando sobre esos matices y aquí mismo te dejaré el enlace.

 

  • Atraer una pareja

Por lo general, las personas que pretenden activar la “Ley de la Atracción” para conseguir un/a compañero/a, parten de una NECESIDAD. Se me haría raro pensar en que alguien quiere tener novi@ por puro capricho, pero puede haber.

Bien, si seguiste hasta aquí los ejemplos, creo que ya estás más entrenad@ que al principio, ¿verdad?

Así que podemos desarrollar este segmento juntos. Vamos…, ¡ayúdame! Yo escribiré las preguntas…., y tú las vas contestando.

  • Perfil: una Persona que NECESITA una pareja.

Es lo que dijimos antes, en el primer párrafo. Y desde el “vamos”, ya arrancamos mal.

  • Realidad: esta persona no se siente a gusto consigo misma.

Porque “Necesita” de su media naranja, porque no se “haya” a sí misma si no está con otr@, porque teme a la soledad o por lo que quieras.

  • Resultado: La Ley de la Atracción, se va a limitar a traerle más de “esa misma necesidad”.

Es decir, las y los candidat@s le huirán irremediablemente.

  • Activación: que esta persona aprenda a ser mejor compañera de sí misma.

No digo que sea fácil. Lamentablemente, creo que es el único camino. ¿Quieres atraer a alguien formidable a tu vida? Primero tendrás que alcanzar serenidad y paz mental “tú mism@”, “tú solo”, y en “tus actuales circunstancias”.

Créeme, sí se puede 😉

 

Ahora sí…, ¡A LO QUE VAMOS! Todo lo anterior fue apenas el entremés…, espero que quede espacio en tu “pancita mental”, porque se viene el plato fuerte.

 

5 Pasos para que “EL SECRETO” te funcione

1ro.- Olvídate de ponerte Metas o Sueños.

Las metas que tengas en este “Nivel de Consciencia”, serán producto de un capricho o una necesidad, por lo que te expliqué anteriormente. Y los sueños…., bueno. ¿Qué lindo que es soñar, verdad? Pero como dicen Odin Dupeyron: “Si quieres Realidades, no construyas Fantasías”.

De momento, olvídate del “futuro prometedor” y céntrate en un “mejor presente”.

 

2do.- Haz un Inventario de Recursos

Es un ejercicio que desarrollo en mi libro Mentes Triunfadoras, para enseñar a tu cerebro a enfocarse en lo que “sí tiene”, y no tanto en “lo que falta”.

Siempre enfocado en aquello que quieres atraer, puedes hacer dos listas. Una “buena” (por así decirle) donde resaltes tus cualidades y fortalezas. La otra “mala” (idem), en donde menciones tus defectos o carencias.

Recuerda mantenerte en el contexto que deseas trabajar (amor, trabajo, dinero, etc.).

 

3ro.- Imagina tu vida sin la lista “Buena”

Esto debería causarte un verdadero “sacudón”. En los ámbitos donde quieres trabajar la Ley de la Atracción, simplemente extraes todo lo bueno. Por ejemplo:

  • Familia: te imaginas sin tus hijos y/o sin tu pareja. Viviendo solo o con tus padres.
  • Trabajo: te imaginas sin tu trabajo actual, viviendo de prestado y haciendo trabajos ocasionales.
  • Salud: te imaginas sin salud, enferm@, con achaques, bastón, y viviendo en filas en farmacias, consultorios y clínicas.
  • Amigos: te imaginas pasando tus fines de semana sol@, viajando sol@, sin fiestas ni salidas.

 

Híjole…, ¡cuanta amargura junta! En fin…, cuanta dicha que hay en tu vida, y que pasa desapercibida 🙁

 

4to.- Reflexión y Aprendizaje

Si hiciste el ejercicio a consciencia, te tiene que haber hecho el ruido suficiente como para apreciar que lo bueno que hay en tu vida, es REALMENTE BUENO.

Cuando lo hayas logrado, ahí, justo en ese momento, habrá sucedido un “click” en tu cabecita, que te convertirá en automático en una persona AGRADECIDA (ojo, no es lo mismo DECIR gracias, que SER agradecido. En su momento, te dejaré aquí mismo una liga a un post).

Es en ese momento que puedes apreciar las bendiciones que te rodean, y aprendes a relativizar los inconvenientes, los problemas y los sinsabores de tu vida, como una faceta más, que simplemente tenías que experimentar pero que aún con eso, tu vida es realmente MARAVILLOSA.

 

5to.- Validación y Confrontación

  • Si no disfrutas de tus problemas al mismo tiempo que los vas resolviendo, vuelve al paso tres e intensifica el ejercicio.
  • Cuando empieces a disfrutar de tu vida A PESAR de tus problemas, la LEY DE LA ATRACCIÓN se habrá activado y DE INMEDIATO, te acercará soluciones, personas, dinero, opciones…, todo lo que necesitas para salir adelante junto a los que amas.
  • Tu tarea no es “pedir” algo concreto. Recuerda que eso es producto de un Capricho o una Necesidad.
  • Por el contrario, tu tarea es sorprenderte con cada cosa que la vida te presenta. Disfrútala…, y compártela. ¿Sabes cómo se le llama a eso? A eso se le llama…

 

¡VIVIR!

 

Federico

 

PD: Te invito a que escribas tu opinión, tus dudas, tus desacuerdos conmigo ¡o lo que quieras! Todos somos compañeros de viaje y estamos aquí y ahora para aprender. Si te gustó el artículo…, ¡compártelo!